Temas: 252

Miembros: 801

Post: 1291

Último usuario: JereLedg


Rastros de Mentiras

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Rastros de Mentiras

Mensaje por XyriuSbLaZ el Vie Mayo 22, 2015 10:07 am

Como bien dice el título, este juego trata sobre una historia, a la cual doy comienzo yo, es fácil, la idea es que no dejemos morir la misma, cada persona debe utilizar a fondo sus propias ideas, explotar su imaginación al 100% y ser muy creativa.


¿Cuántas veces puedo responder?
-        Todas las que desees simplemente debes jugar con las palabras y el sentido de la historia contada por el usuario anterior, así la personas que venga detrás podrá ir poniendo o quitando nuevos obstáculos.



Las reglas.
-   No hablar de Sexo ni utilizar palabras obscenas.

 
Aquí comienzo la Historia:
 
A principios de siglo XVIII, en un lugar muy lejano de la ciudad vivía la familia Laurence, compuesta por  Juan, Ana y sus dos hijos (Isabel y Alfonso), estaba ya oscureciendo y Juan el esposo de Ana aún no llegaba del trabajo, se suponía que a esa hora ya debería estar en casa para cenar, Ana empieza a preocuparse,  es de noche y no se ve ni una estrella, el cielo se torna de gris y el aire sopla fuerte mente estremeciendo la pequeña choza en medio del bosque, es seña de que viene una tormenta muy fuerte, los niños están aún más asustados Isabel tiene solo 7 años y Alfonso 9, la madre sabe que la casa no aguantara mucho si el clima empeora. El padre mientras tanto atrapado por la fuerte y abundante lluvia dentro de una cueva a mitad de camino no sabe que hacer, impaciente y desesperado por ver y ayudar a su esposa e  hijos sale corriendo de su refugio, más adelante ve que el puente esta roto pero esto no lo detiene, se lanza al rio y lucha por cruzarlo, pero la corriente es muy fuerte y lo arrastra rio abajo…


Última edición por Vistelina el Mar Jul 07, 2015 8:07 am, editado 2 veces (Razón : Arreglos.)


Invitado
 study Léase el Reglamento para evitar ser sancionado
        Puedes compartir tus dudas, quejas o sugerencias haciendo Clic Aquí :gracias1:
avatar
XyriuSbLaZ
Webmaster
Webmaster

Masculino Mensajes : 377
Puntos 591

Localización : Cuba, Camaguey, Nuevitas, Playa Santa Lucia

http://megauniverso.esforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Vistelina el Vie Mayo 22, 2015 10:59 am

... luchando contra la corriente Juan lográ salir del cauce del rio gracias a su magnifica conflexión física, pues de niño siempre nado en esas aguas cercanas a su choza, corre por los paramos como una liebre en asecho pues sabe las precarias condiciones de su vivienda y que Ana está totalmente desamparada con sus dos hijos, lagrimas de indignación corren por sus curtidas mejillas del duro trabajo al sol cada día,  entre dientes maldice la hora en que su soberbia y su carácter viril lo alejaron de la comodidad de sus padres al aceptar unirse a Ana que era una chica pobre, sin clase, mientras el provenía de una rancia estirpe, sabe que todo es fruto del amor inmenso que ella despertó en el de solo mirarla lavando en ese mismo rio que ahora se vuelve furioso y que puede crecer y arrasar con los suyos. 


Los recuerdos calman su corazón, ahora esta corriendo en medio de la noche, entre los matorrales y los arboles caídos a causa del viento, se cae y se levanta una y otra vez, está cubierto de fango, sangre y lodo pero recuerda y una sonrisa ilumina su rostro ...fue una tarde estival cuando paseaba en su hermoso corcel, y descubrió a la chica, allí sentada a la orilla del rio, menuda, con su blonda cabellera al sol, parecía de porcelana, tan frágil, tan menuda...


- A ver - dijo Juan - de seguro te llamas Maravilla?,  porque eres ... 






              "El paraíso está donde estoy yo"
avatar
Vistelina
Ayudante
Ayudante

Femenino Mensajes : 253
Puntos 339

Localización : La Habana - Cuba

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por ironmaiden el Dom Mayo 24, 2015 9:08 am

-        - Porque eres ….

En ese momento aquella chica le interrumpe y le dice
-      

- Me llamo Ana

Los ojos de aquel caballero se iluminaron y su corazón empezó a latir fuertemente, la sangre de su cuerpo fluye rápidamente, tanto la chica se empieza a ruborizar un poco, los colores rosados empiezan a aflorar en sus mejillas.

En ese momento el joven Juan la toma por la mano y la sube a grupa de su caballo, la chica enajenada por aquel joven accede a subir. Aquellos momentos pasaban como si el tiempo volara, aquel caballo trotaba y la mirada de los jóvenes seguían ahí clavadas el uno al otro como si el amor fluyera de la nada; Pasaron 30 minutos, cuando Juan exclama – SO – el caballo al oír tal interjección para en seco. En ese momento el joven Juan se baja de su caballo cuando …. De un sobresalto vuelva a la realidad cuando un tropieza con una roca, los síntomas de color vuelven a sobresalir a la luz, los pensamientos de agonía empiezan a aflorar nuevamente en su cabeza, pensando cómo debe la debe estar Ana pasando con este mal tiempo.

Ya en casa de Juan, Ana estaba atemorizada por aquel temporal, los niños la aclamaban a gritos - ¡MAMÁ, MAMÁ!- la honesta Ana acudía a sus hijos, protegiéndolos baso su regazo, aquellos truenos, vientos, chocaban contra la paredes y cristales y hacían un ruido ensordecedor, capaz de atemorizar a cualquiera. Pasaban los agonizantes segundos, minutos, horas, y estaban Ana y sus hijos atemorizados por aquel temporal, los pensamientos de Ana llenaban su cabeza con trágicas historias por las cuales estaba pasando su Juan. Cuando de repente se oyen unos pasos que se acercaban a la casa, Ana se preguntaba

- ¿Será él?

Dicho esto se bajó de la cama donde acurrucaba a sus preciados hijos, nacido aquella tarde de Junio. Llegando a la puerta toma con apuro el picaporte y de un empujón abre la puerta y estaba ahí una sombra que metía miedo. Aquella sombra hacía que Ana se convirtiera en un manojo de nervios; Aquella enigmática figura estaba ahí parada, mirando a aquella joven, sus ojos transmitían miedo, temor, la mirada se clavaba en Ana, fue entonces que de un golpe Ana despertaba de aquella pesadilla, aquellos momentos horribles que pasaban por su cabeza, no sabía cuando se había quedado dormida. Pasaban las horas y todavía aquel temporal no cesaban.



Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comiénzalo ahora.
avatar
ironmaiden
Colaborador
Colaborador

Masculino Mensajes : 94
Puntos 154

Localización : Underworld

http://es.netlog.com/ironmaiden_cu

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Vistelina el Mar Mayo 26, 2015 3:09 pm

Amanecía cuando Juan logró llegar a la cabaña, cansado, sudoroso, con las ropas hecha jirones, sus bellos ojos azules estaban llenos de tristeza y grandes ojeras mostraban un vacío enorme por los avatares pasados en medio de la tormenta.

Ana corrió a abrazarlo fuertemente junto a su pecho, su frágil figura se perdía entre los brazos fuertes, macizos, morenos y ella se sentía dichosa cuando estaba así, olvidaba todo lo pasado sola con los niños en medio de la profunda oscuridad, el vendaval, la lluvia y la choza que parecía que desaparecería en cualquier momento. 
Juntos lloraron no se sabe si de emoción o de tristeza, era necesario tanto habían sufrido desde que dejaron sus vidas en plena adolescencia para fundar una familia en medio de la nada.
_ Mi cristal, - dijo Juan - así te llame cuando aquella noche te rapte de tu casa, te vi tan frágil, tan tierna... y mira que mujer más valiente, más entregada me has salido, quiero decírtelo una vez más, Te amo, muchacha, te amo!!!.






              "El paraíso está donde estoy yo"
avatar
Vistelina
Ayudante
Ayudante

Femenino Mensajes : 253
Puntos 339

Localización : La Habana - Cuba

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por XyriuSbLaZ el Sáb Mayo 30, 2015 11:56 am

Juan no lo pensó dos veces al ver a su alrededor todas sus cosechas y la mitad  de su casa destruida por la tormenta, le dijo a Ana y a los niños que recogieran todo para empezar una nueva vida en la gran ciudad, allá donde Vivian sus padres y había nacido.
Les tomo alrededor de 2 días y medio llegar a Valtica, el lugar donde su vida iva a tomar un nuevo rumbo, todos estaban asombrados por el gran número de habitantes, los negocios y los adelantos que se llevaban a cabo, hasta Juan que había pasado una parte de su juventud en la misma no podía creerlo…
Llegan hasta la casa de los padres de Juan quienes los reciben con el mayor afecto y asombro al escuchar lo que les sucedió aquella  noche y le ofrecen asilo, al otro día Juan sale a buscar un nuevo trabajo para poder mantener a su familia, por el camino se…


Invitado
 study Léase el Reglamento para evitar ser sancionado
        Puedes compartir tus dudas, quejas o sugerencias haciendo Clic Aquí :gracias1:
avatar
XyriuSbLaZ
Webmaster
Webmaster

Masculino Mensajes : 377
Puntos 591

Localización : Cuba, Camaguey, Nuevitas, Playa Santa Lucia

http://megauniverso.esforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Vistelina el Lun Jun 01, 2015 1:11 pm

... se decía así mismo que se sentía que había envejecido demasiado rápido para su tiempo, que la vida lo había golpeado tan fuerte!!! con solo 30 años estaba asumiendo una familia y ahora no tenia trabajo, ni hogar y volvía de nuevo al punto de origen a depender de su padre, no podía entender nada esa mañana la cual lucia radiante después de la noche de vendaval, casi siempre pasaba así la tormenta y luego la calma.

Se repetía una y otra vez que necesitaba ser libre, no tener que pensar en Ana y mucho menos en sus hijos, quería hacer lo que no pudo cuando partió en busca del amor, ahora con el corazón destrozado por los golpes de la vida no sabia que rumbo tomar, de pronto se vio sentado en la barra de aquel viejo bar, tomando una copa de Oporto francés, con los cabellos revueltos y la barba crecida de dos días, masculino, envuelto en sus jeans y sus botas de vaquero, con su camisa demasiado blanca para los negros tiempos.

Sintió una mano demasiado suave que le acariciaba la cabellera revuelta de pelo castaño que llegaba más allá de los hombros y se sintió envuelto en la fragancia de un caro perfume y la ternura de aquellas manos que se enredaban en la maraña de pelo y le hacían sentir alejado de sus penas, se viro para encontrarse con la imagen seductora de ...






              "El paraíso está donde estoy yo"
avatar
Vistelina
Ayudante
Ayudante

Femenino Mensajes : 253
Puntos 339

Localización : La Habana - Cuba

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Anastasia Steele el Jue Jun 04, 2015 11:19 am

... una mujer hermosa, demasiado hermosa para el lugar, Juan levanto la cabeza y quedó atrapado entre la realidad y sus copas.
No sabemos que pasó esa noche solo Juan y la seductora nos lo podrán contar.

Amanecía cuando Juan llego a la casa de su padre, salto por la ventana del cuarto donde los niños dormían los beso y se metió rápidamente en el cuarto de baño, estuvo horas duchando su perfecto cuerpo y sus largos cabellos, al salir era otro hombre. Cuanto puede una mujer cambiar a un hombre con sus encantos?, cuanto puede una mujer lograr despertar en el alma dormida de un mortal?.
Juan era otro hombre, entró de puntillas en la habitación de su esposa que dormía profundamente y muy silenciosamente se metió entre las sabanas blancas.
avatar
Anastasia Steele
+Principiante+
+Principiante+

Femenino Mensajes : 24
Puntos 81

Localización : Matanzas

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Bowser el Lun Jun 15, 2015 3:12 pm

Y en ese momento se murio Juan.
avatar
Bowser
Soy Nuevo Miembro
Soy Nuevo Miembro

Masculino Mensajes : 11
Puntos 15

Localización : La Habana

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Leyla el Lun Jun 15, 2015 3:23 pm

Ana despierta y descubre a su amado esposo Juan muerto a su lado. Desconsoladamente empieza a gritar despertando a todas las personas de la casa. Como puede haber muerto su amor, su gran amor?
 Entre lagrimas transcurren dos dias en los que se esconde en su cuarto y no hace mas que llorar a su querido esposo.
 A la mañana siguiente decide dar un paseo, tiene que ser fuerte para sus hijos que aun son muy pequeños y necesitan a su madre para estar a su lado.
 Al pasar junto al mercado, una anciana se le acerca y le dice:


avatar
Leyla
Soy Nuevo Miembro
Soy Nuevo Miembro

Femenino Mensajes : 17
Puntos 21

Localización : La Habana

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Bowser el Lun Jun 15, 2015 3:26 pm

tu seras la siguiente
avatar
Bowser
Soy Nuevo Miembro
Soy Nuevo Miembro

Masculino Mensajes : 11
Puntos 15

Localización : La Habana

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Vistelina el Mar Jun 16, 2015 8:48 am

... es en ese instante que se despierta por sus propios gritos de espanto y encuentra a Juan a su lado, dormido plácidamente, todo ha sido un mal sueño, pero algo dentro de ella la desespera y la atormenta, se dice que todo puede ser un sueño premonitorio y se desespera.
Tiernamente besa la frente de Juan y se queda a su lado muy quieta esperando el amanecer que ya se filtra por la ventana.
Juan despierta al sentir el cuerpo de su amada y la toma en sus brazos, siente arrepentimientos que le atormentan el alma, no recuerda nada de la pasada noche en aquel bar, y descubre con dolor que algo está a punto de poner en peligro su vida sentimental y se abraza a la mujer amada a la madre de sus hijos, la llena de besos y caricias y le hace el amor apasionadamente.






              "El paraíso está donde estoy yo"
avatar
Vistelina
Ayudante
Ayudante

Femenino Mensajes : 253
Puntos 339

Localización : La Habana - Cuba

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por ironmaiden el Mar Jun 16, 2015 9:55 am

Su amada Ana, asombrada de la vigorosidad de Juan acude a levantarse de la cama e ir lentamente hacia la puerta, al instante Juan se levanta como un bólido y toma a Ana por la mano, sus caricias hacen que Ana se le salgan los colores, sus mejillas se empiezan a poner de color rosado, la sangre empieza a tornarse caliente, y su cuerpo ardía de ganas por volver a los brazos de su amado pero su corazón le decía que ¡NO!.


Transcurrían los minutos dentro de la habitación. El silencio solo era entrecortado por los latidos acelerados de ambas personas, el pulso de los ambos inclusive se volvían cada vez más acelerados. Transcurrían el tiempo y Ana con voz pícara le pregunta:


-        -  A ver Juan que me quieres decir.
-         - Nada ¡Mujer!, Nada.
-         - ¡Nada! Estas seguro dicen que el ¡Que nada no se ahoga!, y creo que tú has nadado mucho bajo está tormenta
-         - Pues …. Ujum – carraspeaba Juan y asustado por que sabía dónde iba a parar tal conversación – Sabes que no me gusta que me pregunten mucho – exclama Juan asustado.
-         - Si eso lo sé pero tu mirada te delata – le dice Ana con su corazón angustiado
-          Nada, ¡Mujer! Que no es para tanto – le dice Juan aflorando una sonrisa picara en su rostro.
-         - Te noto como que angustiado – le dice Ana tratando de averiguar que le acongojaba a su Juan – la última vez que te sentisteis así pasaron muchas cosas que no supisteis como tratarlas conmigo.
-         - ¡Hay Mujer! Cuantas veces te he dicho que no me gusta que me cuestionen, y mucho menos que urgen en el pasado. El pasado, es pasado, ¿No lo crees?
-        -  Bueno Juan, está bien sabes que no me gusta verte enojarte, ni angustiarte por cosas que no vienen al caso – le dice Ana con voz coqueta pero con desconfianza en su mirada
-         - Vamos a la cama Mujer, Vamos a la cama.


Dicho esto ambas personas dirigen sus pasos hacia la cama, haciendo que sus besos, abrazos, miradas se fundieran en una sola noche de amor y pasión, solo aquellos momentos eran los que hacían que Juan olvidara aquel incidente de la mujer seductora.



Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comiénzalo ahora.
avatar
ironmaiden
Colaborador
Colaborador

Masculino Mensajes : 94
Puntos 154

Localización : Underworld

http://es.netlog.com/ironmaiden_cu

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Anastasia Steele el Mar Jun 16, 2015 11:59 am

II TEMPORADA - Han transcurrido tres meses desde aquella noche de amor y pasión entre Juan, la seductora mujer del bar y Ana.



Llego el invierno, un invierno suave, cariñoso, que dejaba caer pequeños copos de nieve en el jardín de la casa del padre de Juan.

Los niños corrían alegres atrapando la nieve que les cubría el rostro y hacían muñecos fantásticos ayudados por Juan.
No cabía dudas era un ambiente familiar, ameno, Ana limpiaba la nieve que comenzaba a cubrir el paso hacia el pequeño jardín, atareada en sus menesteres no vio llegar a aquella mujer enfundada en una exótica vestimenta, altas botas de cuero, jeans modernos y una chaqueta que armonizaba con su calzado, la miró curiosa y pensó :
- Mi dios parece salida de una revista de modas.

La mujer se aproximo a ella y con una sonrisa preguntó.
- Son sus niños?, bellos en verdad.
Ana turbada por tanta clase contesto en un hilo de voz.
- Pues claro son nuestros hijos.

- Nuestros? - pregunto la enigmática mujer.


De pronto Ana recordó aquel mal sueño de una semana atrás y sintió escalofríos, tomo de las mano a los críos y los mando a entrar a la casona.



- Oh no tema, solo estoy algo perdida, no he querido asustarla.

- Busca a alguien? - pregunto Ana.



Más un silencio de hielo congelo la escena.
avatar
Anastasia Steele
+Principiante+
+Principiante+

Femenino Mensajes : 24
Puntos 81

Localización : Matanzas

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por ironmaiden el Miér Jun 17, 2015 2:35 pm

-         -  ¿Pues si busco a alguien? – exclama aquella mujer con mirada pícara y sonrisa sensual.

En ese momento Ana la invita a sentarse con la mayor decencia del mundo. Pasados 5 segundos desde la llegada de aquella mujer, Ana se empieza a impacientar los pulsos de su corazón empiezan a latir aceleradamente, el miedo de ver aquella mujer le empieza a tomar por sorpresa, pero su mente le obliga a mantener la calma
-         -  ¿Qué me dijo ud.? – le dice Ana con voz suave
-          - Ando en busca de alguien, fui a la Bar de la esquina y me dijeron que vivía por estos lares – expresa aquella mujer.
-          - Pero que descortés soy disculpe – expresa – Mi nombre es Ana
-          - Pero que cabeza la mía, disculpe mis modales, que cabeza la mía me llamo Alejandra – le dice la chica con voz mirada cínica.
-          - Quiere un poco de Café, Jugo, Refresco – le dice Ana con voz dulce
-          - Si una tacita de café ¡Por Favor!

En ese momento Ana se levanta y dirige sus pasos a donde estaban jugando con la nieve y grita “Amor Mío, Mi Juan puedes venir por favor un momento”, en ese instante Juan apura sus pasos y va directo a donde estaba Ana, y al levantar su mirada ve a aquella mujer sentada, ambas miradas se cruzan, aquel momento se empieza a poner tenso, y Juan con voz quejumbrosa.



Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comiénzalo ahora.
avatar
ironmaiden
Colaborador
Colaborador

Masculino Mensajes : 94
Puntos 154

Localización : Underworld

http://es.netlog.com/ironmaiden_cu

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Vistelina el Miér Jun 17, 2015 3:01 pm

... se acerca a ella y apretando su brazo fuertemente le dice :


- Que rayos haces aquíiiii!!!.


Alejandra se vuelve furiosa y le dice entre dientes y a media voz.


- Eso no era lo que decías cuando te revolcabas en mis sabanas.
- Que quieres de mi familia? - casi grito Juan.
- Vengo a darte una noticia, no se si te va a gustar, hablamos a solas o lo hacemos familiar?. 


Juan tembló de impotencia, de rabia ante la mirada provocativa de la enigmática mujer, que sonreía mientras pasaba su dedo indice por la taza de café que minutos antes Ana dejará para ella.






              "El paraíso está donde estoy yo"
avatar
Vistelina
Ayudante
Ayudante

Femenino Mensajes : 253
Puntos 339

Localización : La Habana - Cuba

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por XyriuSbLaZ el Miér Jun 17, 2015 4:15 pm

Alejandra le suelta delante de Ana ¨ESTOY EMBARAZADA¨ y vengo a ti para que cumplas con tu deber como futuro padre, Juan se queda enmudecido,  su esposa no se lo puede creer, de sus ojos brotan tantas lagrimas como su dolor, Ana ofende y abofetea a Juan.
¿Por qué Juan, por quéeeeeeeeee  hiciste eso ?, ¿Cómo pudiste traicionarme de esa manera?
Juan no sabe que decir, en sus ojos solo se ve odio, está decidido hacer una locura, va hacia la cocina y toma un cuchillo, pero su esposa se le atraviesa en medio y le dice…


Invitado
 study Léase el Reglamento para evitar ser sancionado
        Puedes compartir tus dudas, quejas o sugerencias haciendo Clic Aquí :gracias1:
avatar
XyriuSbLaZ
Webmaster
Webmaster

Masculino Mensajes : 377
Puntos 591

Localización : Cuba, Camaguey, Nuevitas, Playa Santa Lucia

http://megauniverso.esforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Vistelina el Jue Jun 18, 2015 10:50 am

- No por favor piensa en tus hijos y asume tu responsabilidad con honor, solo te pido una cosa, saca esta mujer ahora mismo de la casa de tus padres y vete junto con ella!!!.


Han transcurrido 10 años desde aquel fatídico encuentro. 
El tiempo paso y se llevo los malos recuerdos, los niños de Ana y Juan hoy son unos jóvenes Isabel y Alfonso, apuestos, estudiosos y dedicados a su madre. El padre de Juan murió hace unos días y toda su fortuna paso a manos de Ana quien lo cuido con devoción hasta su ultimo aliento, el se convirtió en su padre y le enseño todo lo que Ana necesitaba para asumir las riendas de toda la fortuna que poseia que era muy cuantiosa y que siempre había decidido que pasaría a sus nietos, pero Ana lo cuido con tanto amor y entrega que en su último momento de vida cambio el testamento y dejó todo su caudalosa fortuna, tierras, propiedades, casas y dinero a esta mujer sencilla que le lleno la vida de amor durante los 10 años que juntos compartieron como una familia unida.
Juan salió aquella noche de casa y nunca más se supo de él. Su padre murió pronunciando su nombre y perdonando su partida y deseando saber la suerte que había corrido ese hijo vastardo que debía tener 10 años en estos momentos, se fue de la vida entregándole a Ana su mejor sonrisa con sus manos entrelazadas, en un susurro le dijo.
- Ana, te he amado más que mi vida - y en un suspiro murió.

Ana vendió la propiedad del padre de Juan en una fuerte suma que le permitió ganarse un buen lugar en la sociedad de aquel momento, respetada por su belleza y sus finos modales, gracias a todo lo que el padre de Juan le enseño en los últimos años, se convirtió en una famosa dama de época, deseada por muchos hombres y nunca conquistada por nadie.

Ana pagó una fuerte suma de dinero para los estudios de sus hijos en Irlanda del Norte donde viven en excelentes universidades, así en su relativa soledad se dedico a cultivar su alma y pasa largas horas en su biblioteca majestuosa entre libros de astrología y ocultismo.
Esa tarde su cochero la llevo a dar una vuelta por la céntrica ciudad llena de visitantes provenientes de otras ciudades y países, Ana tenia un estudio de pintura  lejos de su mansión donde se dedicaba a pintar oleos que se vendían muy fácilmente por su calidad aún cuando nunca estudio pintura, le estaba dando los toques a una finísima obra sin titulo que costaría en el mercado una fortuna solo por llevar la firma de "Laurence"pues desde que Juan desapareciera nunca más uso el apellido de Lurence, cambiándolo por este que tanto dinero le había reportado en los últimos años.

Sentada a la ventana de su elegante y sencillo estudio se vislumbraba en el oleo del caballete de pintura un rostro de hombre donde solo los ojos daban la idea de lo que quería expresar el cuadro, ojos negros, profundos, de largas pestañas de mirada seductora y viril sin lugar a dudas eran los bellos ojos de Juan.

En ese instante un hombre sencillo de apariencia media se bajó de un brioso caballo blanco y extasiado ante la fuerza del cuadro exclamó.

- Un millón de Libras Esterlinas por ese cuadro mi señora!!! -






              "El paraíso está donde estoy yo"
avatar
Vistelina
Ayudante
Ayudante

Femenino Mensajes : 253
Puntos 339

Localización : La Habana - Cuba

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Anastasia Steele el Jue Jun 18, 2015 1:01 pm

- Vendido, exclamo Ana- ni corta, ni perezosa.

Al instante quedó pactada la venta y el Sr del caballo blanco marcho con el cuadro en mano. 


Ana contemplo al jinete marcharse a todo galope, extrañada de su apuro.
Pasaron los días, una tarde invernal Ana salió a caminar muy cerca de su mansión, sentia el frio en el cuerpo pero su alma tan solitaria y triste, evocaba su vida actual y sentía pena.

De repente una voz la saco de su meditación.
- Sra, me permite invitarla a un té, estamos tan solos, hay tanto frio.
Ana levanto sus ojos verdes y se encontró con unos ojos negros tan bellos, tan tiernos...
avatar
Anastasia Steele
+Principiante+
+Principiante+

Femenino Mensajes : 24
Puntos 81

Localización : Matanzas

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por ironmaiden el Dom Jun 21, 2015 9:27 am

En ese momento la respiración de Ana se para, eso no sucedía desde aquella tarde en que su Juan le cortejó, en ese corcel blanco, pero estaba ahí petrificada por la mirada de aquel joven.


Pasados cinco segundos Ana empieza a cobrar aliento la mirada del joven aquel le hacían perder las palabras, un temblor inmensurable empieza a raptar todo su cuerpo, los latidos de su corazón empiezan a tomar un sendero muy desconocido para Ana desde hace tiempo. Tras todo este tiempo el joven aquel se da cuenta y le exclama:


-          Sabes, hacía rato no veía a nadie ponerse así.
-          ¿Así como? – le dice Ana al Joven.
-          Así como que nerviosa, hace cuanto ud. no siente la presencia de un hombre a su lado.


Ana se queda enmudecida y trata de desvirtuar la conversación, moviéndose con pasos lentos, el joven le sale a su paso y la toma de la mano. Los colores de Ana empiezan a sobresalir, los cachetes empiezan a ponerse rosado, la mirada de Ana la delata haciendo que el joven se arrodille y le tome la mano, haciendo que sus labios le den un beso en la mano, y que el jove le diga:


-          ¿Por favor? Bella dama, acepte esta taza de té. No se haga de rogar
-          ¿Quién yo? – responde Ana – Si yo no soy de rogar, soy una mujer en toda la extensión de la palabra, solo que ud. adorable y apuesto joven me hace recordar a alguien.
-          ¡A quién! – le dice aquel joven


En ese instante los ojos de Ana empiezan a llenarse de lagrimas, el corazón de Ana se empieza a estrujar como una hoja de papel herida por el tiempo, las heridas se habían borrado pero solo quedaban aquellas cicatrices del pasado. El Joven aquel se empieza a poner nerviosos y le dice:


-          Disculpe ud. mi intromisión, no fue mi intensión hacerla llorar, sería incapaz de ver sufrir a una mujer de su altura, eso me rompe el corazón.
-          No adorable joven, ud. no es el culpable solo es cómplice del juego de la vida – le dice Ana al joven que lo toma de la mano aceptándole la taza de té.
En ese instante las dos personas se sientan en una mesita que Ana tenía en el patio, y le dice al joven:
-          Disculpe tanta cortesía de mi parte pero es que ud. me trae viejos recuerdos, ¿Cómo se llama?, mi nombre es Ana, Ana Karerina.
-          Bonito nombre para una dama, me llamo Christopher, Christopher … - expresa aquel joven.


En ese instante la mirada del joven se clava fervientemente en los ojos de aquella joven que tenía delante de sus ojos, el corazón le empieza a latir, los pulsos se empiezan a sobresalir aquel instinto y se abalanza sobre Ana y le roba un beso desprevenidamente. Aquel acto deja perpleja a Ana pero aquel instante solo le da por abalanzarse sobre el joven que estaba frente a sus ojos, las miradas de ambos se funden en un solo momentos, sus labios se dejan llevar por el momento, por el instante, solo son ellos, solo son esas dos almas envueltas en un pasado y un presente. Transcurrido 1 minuto de aquel incidente Ana se aparta el aliento es tal que no la deja ni hablar …



Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comiénzalo ahora.
avatar
ironmaiden
Colaborador
Colaborador

Masculino Mensajes : 94
Puntos 154

Localización : Underworld

http://es.netlog.com/ironmaiden_cu

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Anastasia Steele el Lun Jun 22, 2015 2:12 pm

- Me iré lejos nunca más me besarás, se aportó Ana de Christopher.
- No Ana, eso no moriría por ti, llevo semanas observándote, he comprado tu cuadro y ahora todos en casa desean conocerte.

- Nuestro amor es imposible, comprendelo, eres muy joven para mí - exclama Ana entre sollozos.
- Mi bien amada, la edad nada importa.
- Tengo dos hijos, incluso una hija tan joven como tú. - aclara Ana.
- No me importa clama Christopher, no te dejaré salir de mi vida, te gusto me lo dijeron tus besos, lo gritó tus labios...
avatar
Anastasia Steele
+Principiante+
+Principiante+

Femenino Mensajes : 24
Puntos 81

Localización : Matanzas

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por ironmaiden el Lun Jun 22, 2015 3:41 pm

- Si me gustas, no soy mujer de esconder mis sentimientos – le dice Ana a Christopher.

- Pues entonces que importa la edad – le dice Christopher con mirada entusiasmada – las mujeres de tu edad son más interesantes que las de mi edad o menores, y cuando me entrego lo hago con amor y dedicación sin importarme los riesgos, me gustas Ana, me gustas.

Dicho esto Ana se entrega por completo a los brazos de Christopher, olvidando la cosa más importante de su vida que es escribirle a sus hijos, ya pasaron 3 meses desde la última vez que Ana les escribió a sus hijos.


Ya había trascurrido 15 años desde la desaparición de Juan, sus hijos Isabel y Alfonso cursaban el último año de sus carreras, y todos los meses se comunicaban con su madre, pasaban las horas imaginando como iba a ser la llegada a su terruño natal. Pasaban los días, los meses y la desesperación de Alfonso por ver a su madre no le dejaba vivir. Un día Ana les dejo de escribir por razón que aún ellos no le hallaban razón. Era su madre quien le dejaba de escribir, era esa madre tierna y protectora quien había dado señales de vida. Fue cuando Alfonso le escribe a Isabel que tenían que encontrarse. Ya transcurrían 6 años desde que Alfonso e Isabel no se veían, Isabel era una joven de estatura mediana, rubia, con ojos azules y a su vez seductores, adoraba la libertad como la madre, y siempre optaba por la serenidad y la paz en su alma y su vida, su voz era tan celestial que solo aquellos que la oían hablar quedaban impactado, era una joven fina con unos modales increíbles digno de su linaje. Pero por otro lado estaba Juan un joven apuesto y viril, un poco prepotente, de buen corazón, su tez era blanca, ojos color pardos, voz gruesa y a su vez impactantes, adoraba ser siempre el líder en todo lo que hacía, con modales finos y también dignos de su linaje.

Una tarde de Abril ambos hermanos se encuentran en el lugar pactado. Era una de esas tardes en que Isabel acostumbraba a salir con su novio, pero esta vez Isabel no acudió a su amado para que la acompañara. Sus instintos les permitían tomar sus propias decisiones sin que nadie le interfiriera en nada. Era una joven que adoraba la libertad, no soportaba que nadie la dominara, ni que la conquistaran, solo aquellos de alma libre eran capaces de lograr que su corazón les perteneciera para toda la vida, adoraba ser así, no quería ser cambiada por nada ni por nadie, pero a su vez amaba con pasión y se entregaba disfrutando cada momento e instante, era una joven apasionada. Durante el acostumbrado paseo Isabel acudió a el llamado de su hermano, ya frente a él ella con voz dulce le exclama:

- A ver hermano cual es la prisa

- No hay prisa solo que me extrañó que mi madre no nos escribiera – le dice Alfonso a Isabel.

- Y eso que tiene que ver – replica Isabel – deja a nuestra madre en paz, sabes que ella no soporta que se metan en su vida. Sabes que siempre la ha vivido como ella ha querido, sin necesidad de que nadie le interfiera en sus planes.

- ¡Calla! Hermana – le dice Alfonso con voz gruesa a Isabel – sabes que no soporto que me interrumpan, además quien está interfiriendo en los planes de nuestra madre, solo sabes que me preocupo por ella.

- ¡Ah Sí! No me digas – le dice Isabel con voz inquietante – cuando fue eso que no me enteré, sabes que cuando nuestro padre se fue jamás soportasteis que nadie se le acercara y eso que dices que velas por su seguridad.

- Sabes que se me dio la tarea esa – le dice Alfonso con necesidad demostrar su valía – el abuelo me asignó la tarea antes de morir, si quieres busco el testamento para que lo veas con tus propios ojos.

- ¡Qué! – exclama Isabel asombrada - ¿Pero cuando fue eso que no me enteré?, ah parece que la imaginación de nuestro pa....

En ese momento Alfonso interrumpe la conversación tratando de desvirtuarla. El miedo de que se supiera aquello que una vez vio escrito en aquel papel le permitieron a los recuerdos que invadieran su mente, solo él abuelo y él sabía lo que ocurría con Juan. El ambiente se empieza a tornar candente los alientos de ambos hermanos se empiezan a sobrecalentarse, pero Isabel con la paz que se le caracterizaba empieza a inhalar y exhalar aire hasta que la calma empezaba a dominar su cuerpo.

- Y para eso me hicisteis venir Alfonso – le dice Isabel – eres igualito a nuestro padre.

- Porque dices eso Isabel – dice Alfonso

- Porque sí hermano, porque sí – expresa Isabel – nuestra madre no escribe y tú te preocupas, deja que haga su vida, pienso que si quieres salir de la duda tienes que ir a verla.

Dicho esto Isabel se da vuelta atrás y deja a su hermano con la mirada turbada. Aquel gesto de Isabel hace que Alfonso le corra detrás y le toma por la mano preguntándole:

- Disculpa mis malos modales, y mi descortesía, pero …

- No me preguntes sabes que odio eso, al igual que nuestro padre te encanta cuestionar pero cuando lo hacen contigo te pones frenético – afirma Isabel.

- Te he pedido disculpas hermana – dice Alfonso con la mirada llena de dudas por aquellas palabras – eres igual que nuestra madre desconfiada, sabes que eso siempre lo detesté.

- Vaya creo que esta conversación debe de cambiar su rumbo y hablar de otras cosas – dice Isabel.

- Está bien, creo que es lo mejor.

Dicho estas palabras ambos hermanos se sientan a tomar el aire y a ponerse al día, aquellos momentos amargos se convierten en gratificantes momentos de alegría y sonrisas. Durante 5 horas ambos hermanos acuerdan irse juntos para su terruño. Isabel admite que extraña a su madre, e Alfonso logra convencerla para que la acompañe.

Caía el atardeceré y ambos hermanos se paseaban por la calles de Irlanda donde su sonrisa abarcaba sus rostros, cuando de repente un joven toma de la mano a Isabel y con voz intransigente le dice:


- Mujer, no sabía que me estaba siendo infiel.

- Pero tranquilo ¡Ma Petit! – le dice Isabel a aquel joven que salió a su paso – este es mi hermano Alfonso.

- ¡Ah! Está bien, sabes que te amo con locura, y que no soportaría que te separas de mi lado – le dice Robert a Isabel.

- A ver Robert ó como te gusta que te llamen ¡Ma Petit! Porque he de serte infiel, sabes que adoro estar contigo pero también sabes que me gusta ser libre como una gacela – le dice Isabel a su novio.

- A porque este enclenque es tu novio jajajaj – exclama Alfonso con una sonrisa sarcástica

- Ya está bueno ya, dejen de ser niñatos – dice Isabel con voz malgeniosa.

- Está bien mi amor, vamos que nos aguarda nuestro nido de amor – le dice Robert a Isabel.

- Vamos ¿A dónde? – pregunta asombrada – pero si ya mandé a recoger mi ropa ó no lo visteis, esta noche regreso con mi hermano a mi casa natal.

- ¡Pero estás loca! Como que te vas, y nuestros planes, nuestros momentos juntos – le dice Robert con asombro por lo que estaba oyendo – espero que eso no sea algo de juego.


El humor de Isabel empieza a cambiar, la mirada se empieza a poner seria y el genio empieza a robarse el protagonismo. Transcurrido un tiempo Isabel encoleriza y le dice a Robert:

- Cuantas veces te he dicho que no me gusta dar explicaciones, cuantas veces, te he dicho que no me gusta que me estén cuestionando, yo siempre he tomado mis propias decisiones desde que tengo uso de razón y tú menos que nadie sabe que nada ni nadie me ata, que soy libre como el viento, que cuando acordamos estar juntos aceptaras mi condiciones, sin pretextos. Que no se diga más y por favor deja que me vaya que se me atrasa el barco.

Dicho estas palabras Isabel y Alfonso toman el barco hacia su natal Inglaterra. Ambos hermanos se sienten felices en su yo interior, habían pasado 15 años desde su partida. Las interrogantes asaltaban sus mentes “… Como estará su madre, como se sentirá sola en aquella mansión” todos esos pensamientos llegaban a sus mentes, sin tiempo ni lugar. Pasaron 3 meses en aquel barco ya en el “Port Dover”.



Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comiénzalo ahora.
avatar
ironmaiden
Colaborador
Colaborador

Masculino Mensajes : 94
Puntos 154

Localización : Underworld

http://es.netlog.com/ironmaiden_cu

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Vistelina el Mar Jun 23, 2015 3:50 pm

III TEMPORADA.


La familia está reunida en el jardín de la mansión el cual llama la atención por lo bien cuidado, el jardinero que lo atiende más que un simple jardinero parece un artista por el buen gusto y el ingenio con que ha podado las plantas y la simetría que guarda entre los geranios, las rosas y los claves que se mantienen frescas y lozanas, allí todo es bello,las enredaderas, las poltronas, los toldos y la fuente que diseñara el propio jardinero es un canto a la paz y a la  felicidad, el agua fresca y cristalina gira en todas direcciones refrescando el lugar.


Hace exactamente una semana que Alfonso e Isabel están instalado en la majestuosa residencia de su madre, el reencuentro estuvo lleno de abrazos, lagrimas y besos de felicidad. Ana cuelga en la sala de la mansión los títulos de sus hijos con un orgullo inmenso, mejores hijos imposible encontrar, los besa dulcemente y los 3 juntos parecen hermanos, Ana luce genial, joven a pesar de sus 40 y tantos años, se pudiera decir que solo anda por los 30.


Ana presentó a su nuevo esposo Christopher, y fue entonces que comprendieron porque su madre había dejado de escribir pues la pareja había disfrutado de una larga luna de miel en el África de donde cuentan interesantes anectotas, pasajes y encuentros que jamás podrán olvidar, es como si el universo premiará Ana por todos los pesares del pasado, la miseria, el hambre y la traición de Juan con todo lo que ahora está viviendo.


Christopher, con su alegría y su risa constante había cautivado el alma de los dos jóvenes porque al final de cuentas él era casi contemporáneos con ellos, a pesar de las criticas que había que tenido que pasar Ana por haber roto los cánones de la época contrayendo matrimonio con un joven que podía ser su hijo eran felices y eso era la más importante. 


Después de un suculento almuerzo y unas copas de brandy para celebrar el encuentro llega el  final de la tarde madre e hija quedan al fin un rato a solas bajo los toldos de rayas de colores que sirven de marquesina al explendido jardín tomando el sol estival con sendos vasos de limonada traída con mucha cortesía por Christopher.


- Mamá que lugar tan bello, desde hoy lo declaro mi patrimonio personal, jajajaja, estoy tan contenta de saberte felíz!!!, después que sufriste tanto con la desaparición de mi padre, Christopher

te ha dado el amor que mi padre no supo valorar, solo por eso siento que es un amor de persona. 


- Si, querida mía, este lugar me gusta, el jardinero es un hombre bien raro, de hecho si lo he visto dos veces es mucho, pero en cuanto A Christopher puedo decirte que creo que es un hombre increíble, pero lo que más me agrada de él es su alegría de vivir, su seguridad en la vida, como hace realidad cada proyecto, como se toma la vida en serio, y sobre todo como me hace sentir una mujer al no tratarme como una niña, sabe ser tan maduro, sabe dosificar el cariño, no necesita demostrarme que me ama ni morir por mí, porque sabe que para nosotros solo cuenta los instantes del día que se está viviendo.


- Que bueno mamá, yo en verdad terminé mi relación antes de venir porque no me llevo bien con eso de las distancias y el amor, mucho menos soporto ser tratada como si fuera una niña, busco un hombre seguro de si, como tú Christopher que anda sin miedos en la vida, tan seguro.


De repente se movieron las ramas cercanas a las poltronas de las mujeres y se vio al jardinero podar las plantas y mirar desde su sombrero el cual cubría su rostro y su enredado cabello. Mirada furtiva, penetrante, enigmática...







              "El paraíso está donde estoy yo"
avatar
Vistelina
Ayudante
Ayudante

Femenino Mensajes : 253
Puntos 339

Localización : La Habana - Cuba

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por ironmaiden el Miér Jun 24, 2015 6:29 pm

y algo penetrante, el viento hacía que las hierbas se mecieran de forma suave y constante, las hojas caían de forma alterna, de repente el jardinero levanta la mirada y mira hacia donde estaban madre e hija sentada.
La mirada de Isabel se empieza a poner media confusa, la sangre empieza a fluir por sus venas de manera inigualable, el corazón empieza a latir, su pulso se acelera, y muchas dudas empiezan a salir en su rostro.

- ¿Qué te sucede hija? Haz puesto una cara – le dice Ana media asustada.

- Nada, madre, nada – expresa Isabel
- Nada, esas palabras tuyas, son como recuerdos para mis heridas, mis cicatrices – le dice Ana a su hija – esas palabras son meramente de aquel desalmado que un día me dejó plantada por aquella ramera de los mil demonios.
- ¡Madre! No hable así de nuestro padre – dice con voz enérgica – tenía millones de defectos pero era nuestro padre, gracias a él tú eres rica, te disteis un lugar en la sociedad.
- Porque lo defiendes, si gracias a él nos vimos en la pobreza – dice Ana – tú dirás gracias a su padre que en paz descanse.
- Lo defiendo como mismo te defiendo a ti, y cambia, cambia de conversación que  mis motivos aquí son otros, no quiero estropear mi estancia, ni traer malos recuerdos a nuestra familia – expresa Isabel, con voz dulce – mi asombro fue porque esa mirada me recuerda a alguien pero no me recuerdo, creo que es alguien del pasado.
- ¿Pasado dices? – le dice Ana a su hija.
- Si Ana, al pasado.
- Si tú lo dices.

Isabel dirige sus pasos hacia donde estaba el jardinero, lo toma por la mano, y su corazón empieza a calmarse, es como si ese roce le tarjera gratos recuerdos, pero por otro lado desconfiaba de él. Durante tres minutos estuvo parada Isabel delante del jardinero contemplándolo como si la hubieran hipnotizado. De repente el jardinero chasquea los dedos e Isabel vuelve en sí, y le pregunta:


- ¿Cómo te llamas? – le pregunta Isabel – digo sino es indiscreción de mi parte.

- Me llamo Stephen, Stephen White –dice el Jardinero.
- Bonito nombre, para alguien como ud, me llamo Isabel, Isabel Laurence.

Isabel deja aquel hombre entre hojas, raíces y hierbas, y dirigía sus pasos hacia donde estaba Ana.


- Es extraño de verdad, es callado, y a la vez trasmite seguridad en sí mismo – le dice Isabel a su madre que la contemplaba por completo.


- Vistes es extraño, de verdad, pero hay algo en el que no me genera confianza.

Ana e Isabel dejan la poltrona donde compartían diversas palabras y sonrisas. Ya dentro de la casa ambas cogen hacia sus habitaciones, donde su cuerpo les aclamaba un poco de descanso. Ya en otra parte de la casa se veían a dos jóvenes conversando en la cocina como dos desconocidos y a su vez como dos amigos.


- ¿Sabes qué edad tiene nuestra madre? – le dice Alfonso a Christopher.
- ¡Sí! La suficiente para amarla y no hacerla sufrir – mediante palabras Christopher defiende a Ana.
- No me importa, la edad que haya entre uds. – le dice Alfonso con voz prepotente - lo que importa es que ella sea feliz, ha sufrido tanto que no me gustaría verla sufrir una vez más, se ve que tus intensiones son nobles y por eso has conquistado el corazón de Isabel y el mío.
- Siempre mis intensiones con ella han sido las mejores, además tampoco quiero verla sufrir eso si me partería el corazón – le dice Christopher con los ojos aguados.
- Está bien no hay más nada que hablar, lo mejor que hacemos es echar un partida de Ajedrez.

Alfonso y Christopher se levantan de la mesa y dirigen sus pasos hacia la sala de la casa donde los aguardaba una mesa de Ajedrez. Durante 30 minutos ambos se centraban en aquella partida y de repente aquel silencio es interrumpido por la voz de Alfonso.


- Matilde, Clotilde, por favor lléguense aquí.


Al instante las mujeres aclamadas por Alfonso acuden a su vista y le dicen a coro:

- Qué desea mi señor.

- Nada solo ver como reaccionaban mis mucamas favoritas – le dice de forma jocosa Alfonso a las mujeres que tenía delante – ya pueden dirigirse a donde estaban.



Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comiénzalo ahora.
avatar
ironmaiden
Colaborador
Colaborador

Masculino Mensajes : 94
Puntos 154

Localización : Underworld

http://es.netlog.com/ironmaiden_cu

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Anastasia Steele el Jue Jun 25, 2015 12:22 pm

Es una bella mañana soleada, los pájaros cantan en el jardín e Isabel pasea entre los arboles, arranca una rosa roja y en ese instante se pincha un dedo y brota la sangre, de entre los arbustos sale la figura enfundada en ropa de trabajo y sombrero del jardinero.
- Se ha pinchado usted un dedo, por favor permitame ayudarla.

Isabel mira al jardinero que evade su rostro todo el tiempo, su pelo está cubierto por canas y aunque su rostro parece joven hay arrugas y una enmarañada barba que lo hace lucir mayor.

Ella extiende su mano casi con agrado y el pasa su pañuelo, increíblemente blanco y perfumado para la labor que realiza, cosa que no pasa por alto para la chica.

- Gracias, dice Isabel y esconde su mano.
Lo mira perderse  entre las palmas y contrariada vuelve a la poltrona donde lee un libro, queda pensativa y siente que quiere estar cerca de la bondad y la dulzura que dejan escapar el jardinero de su casa. 
Lo vé alejarse forzando el paso como si un peso enorme en sus espaldas le permitiera avanzar.
- Pobrecillo - dice Isabel - De seguro necesita ropas, comer mucho mejor. Voy a darle una mejor vida a este hombre no lo quiero ver trabajar tanto.
avatar
Anastasia Steele
+Principiante+
+Principiante+

Femenino Mensajes : 24
Puntos 81

Localización : Matanzas

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Anastasia Steele el Jue Jul 02, 2015 9:22 am

Sthepan almorzaba en la cocina con todo el personal que laboraba en la casa, siempre se quedaba de ultimo y Paula la cocinera le había tomado mucho afecto por ser un hombre extremadamente amable, callado y dispuesto a ayudar aún cuando no se lo pedía.

- Desea repetir? - pregunto con voz dulce Paula.
- Si, atiendalo bien muy bien no quiero saber de maltratos ni limitaciones para con este Señor - exclamo Isabel que entraba en ese instante en la lujosa cocina. 


Todos miraron extrañados a la joven que desde su llegada a la mansión nunca había puesto los pies en dicho lugar. 


- Señorita,  no es preciso que usted se moleste, siempre he sido muy considerado en esta casa - requirió Juan.
- Lo dicho Sthepan no quiero que le falte nada.

Y dicho esto se sentó al lado del hombre sonriente y con voz seguro espetó.

- Paula, hoy quiero almorzar aquí con mi jardinero.!!!
avatar
Anastasia Steele
+Principiante+
+Principiante+

Femenino Mensajes : 24
Puntos 81

Localización : Matanzas

Volver arriba Ir abajo

Re: Rastros de Mentiras

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.